¿Tienes una clínica, clínica dental, una consulta privada u otro tipo de negocio dentro del sector sanitario? ¿Tu web posiciona en Google? Entonces la relación entre el concepto E-A-T de Google y el SEO médico te interesa.  En el artículo de hoy queremos explicarte cómo funcionan ambos elementos y cómo sacarles el máximo partido. 

Aprenderás qué se esconde detrás del concepto EAT – SEO – Google, cuál es su impacto sobre estrategias de posicionamiento web médico y cómo mejorar la calidad de tu página  ante los ojos de Google y de los usuarios. ¿Empezamos?

¿Qué es Google EAT?

Las siglas E-A-T significan Expertise (Experiencia), Authoritativeness (Autoridad) y Trustworthiness (Confianza). Google menciona el concepto E-A-T en Search Quality Guidelines (Directrices de calidad para búsquedas), un documento que agrupa información sobre los diferentes criterios de calidad de una página web que, a su vez, ayudan a los revisores de contenido a evaluar la calidad de miles de sitios web que ven a diario. 

Es importante tener en cuenta que las recomendaciones relacionadas con Google E-A-T abarcan varios elementos de la web, entre ellas:  la página en su totalidad, el contenido principal así como los autores de dichos contenidos. 

¿Es el E‑A-T un factor de posicionamiento?

No, E-A-T no es un factor de posicionamiento per se, sin embargo puede enviar señales al algoritmo de Google y éstos a su vez pueden influir en el posicionamiento de manera significativa.

¿Por qué Google E-A-T es importante para el SEO médico?

El concepto de la calidad de una página web puede tener más o menos peso según la temática a la que pertenece.

Las páginas relacionadas con temas como medicina o salud pertenecen a la categoría de las más vigiladas, ya que entran dentro del grupo denominado Your Money Your Life (Tu dinero, Tu vida). ¿Qué significa esto en la práctica? Que la información que el usuario encuentre en estas páginas pueden tener impacto directo en su salud y, en algunos casos, vida.

De ahí que, a la hora de diseñar la estrategia de SEO médico, para centros de salud, clínicas y consultas privadas o páginas dedicadas a esta temática es imprescindible tener en cuenta E-A-T. 

Por un lado, para mejorar la calidad de la página y, de manera indirecta, su posicionamiento. Y también para evitar una posible caída de tráfico y de posiciones como la que ocurrió en 2018  tras la actualización medical update del algoritmo de Google  que perjudicó muchas páginas del sector salud y sanitario. 

Por otro lado, más importante aún, mejorar los elementos E-A-T ayuda a los usuarios encontrar información fiable, verificada, segura y escrita por expertos en la materia. De ahí que es natural dar a esta cuestión la importancia que se merece. 

Claves para incorporar Google E-A-T en tu estrategia de SEO médico

A continuación encontrarás una serie de aspectos relacionados con Google E-A-T  que deberías tener en cuenta a la hora de evaluar la página web de tu clínica o consulta médica. Como verás, todos tienen que ver conceptos como calidad, autoridad y confianza que son más que importantes en todo lo que tenga que ver con temas de salud u otras temáticas que entran dentro de la categoría YMYL mencionada anteriormente.

Ofrece información verificada y fiable

Toda la información que se encuentre en la página web de tu clínica de salud, dental o cualquier otro tipo de consulta médica privada, debería cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar basada en fuentes de información fiables y verificables.
  • Ser revisada y actualizada de manera regular.  
  • Presentar de forma clara y objetiva los temas tratados.
  • Ofrecer consejos y soluciones que no inciten a ningún tipo de comportamiento peligroso por parte del usuario.
  • Recalcar que la información publicada en la web no sustituye una consulta personalizada con un médico especialista. 

Además, si la página web de un centro médico tiene sección de blog u otro apartado que admita comentarios (u otro tipo de contenido generado por los usuarios), es necesario revisar la información que se encuentra allí. 

También cabe destacar que el estilo de todas las publicaciones debería ser profesional, como si de un texto periodístico se tratase.

Redactores y revisores expertos en la materia

Tanto la información en la web como los artículos del blog que puedes incluir como parte de tu estrategia de contenido para SEO médico, tienen que estar redactados por personas cualificadas, expertas en la materia.

Además, los textos deberían pasar por un proceso de revisión y este hecho debería señalarse de forma clara en la página web.

De este modo, la información que esté incluida en la caja de autor, debería ser lo más completa posible con elementos como: nombre y apellido, títulos, formación, foto e incluso enlaces a las redes sociales profesionales (como por ejemplo, LinkedIn) u otras páginas web relevantes (como por ejemplo, un blog sobre cirugía estética escrito por el autor). 

En este ejemplo de un artículo sobre pólipos endometriales, se puede ver claramente quiénes son sus autores y obtener más información al hacer clic sobre sus nombres:

Consigue acreditaciones adecuadas

La autoridad se consigue, entre otros factores, gracias a las acreditaciones que garantizan la calidad de la página web en cuanto a la información que proporciona. Un ejemplo puede ser la certificación Web Médica Acreditada que solamente se otorga a clínicas o centros de salud cuyas páginas web cumplan una serie de requisitos. 

Es una excelente manera de demostrar a los usuarios (y a Google) que tu clínica se preocupa por la calidad de los datos publicados en su web:

Aporta más información con Schema

Schema o el marcado de datos estructurados es otra manera de mejorar los componentes de Google EAT y por consiguiente, ayudar en la estrategia de SEO médico. Al incluir el marcado de datos, proporcionamos a los buscadores todavía más información sobre el contenido que publicamos. Y cuanto mejor lo entiendan los buscadores, más probabilidad de éxito hay.

Gracias a Schema puedes aportar mucha información alrededor de:

  1. Autores de los textos (su formación académica, premios, logros, puesto de trabajo)
  2. Empresa (dirección, fecha de creación, miembro de)
  3. Negocio local (dirección, horario de apertura o datos de contacto)

Las opciones son infinitas para que puedas elegir las que mejor se adapten a la estrategia de posicionamiento SEO médico de tu centro sanitario, clínica o consulta privada. 

Datos clave siempre visibles

Ser transparente es la clave para ganar la confianza de los usuarios y hacer que se sientan seguros en tu sitio web. Por ello, es más que importante incluir en tu página web información como:

  • Dirección
  • Datos de contacto
  • Persona o entidad responsable de la página
  • Números de registro, licencias o certificaciones
  • Pertenencia a organismos oficiales

Como verás en este ejemplo de la página web de una clínica dental, toda la información relevante está  presentada de manera bien organizada y es de fácil acceso:

Además, como para cualquier otra página, se debería señalar de manera clara la política de privacidad y cookies, en este caso, para cumplir con GDPR, la ley de protección de datos vigente.

Revisa tu perfil de enlaces

Los enlaces hacia tu página actúan a modo de votos de confianza. De ahí que te interesa que los sitios que manden enlaces hacia la tuya sean de calidad. O dicho de otro modo, que no estén llenas de spam, anuncios engañosos o información falsa. 

El proceso de análisis y limpieza de enlaces al ser completamente manual puede llegar a ser muy trabajoso y llevarte bastante tiempo. Si no puedes dedicarle muchas horas, siempre puedes delegar esta tarea a una agencia SEO experta en linkbuilding, pero no se recomienda omitir este paso, ya que la limpieza de enlaces SEO es un elemento de mucho peso a la hora de mejorar la calidad de tu página web.

Cuida tu reputación online

Los algoritmos de Google recogen información sobre tu sitio web de varias fuentes. Una de ellas son las reseñas y opiniones sobre tu negocio, tanto las que provienen de tu ficha de Google My Business como de otras webs a las que Google tiene acceso. Está claro que tener este aspecto bajo control es de vital importancia para centros de salud y médicos cuyos servicios están estrictamente relacionados con la confianza de los usuarios y pacientes. 

Asegúrate primero de averiguar si el nombre de tu marca no se relaciona con términos como “fraude”, “estafa” o “mala calidad”. Y segundo, revisa cuidadosamente las reseñas positivas y negativas sobre tu negocio (sobre todo las de tu ficha Google My Business) y respóndelas cuando sea posible.

Punto clave y conclusión

Entra en tu página web e imagina por un momento que estás en busca de información sobre tratamientos de cirugía estética. Busca información sobre tu clínica o tu consulta:

¿El sitio web inspira confianza?

¿La página proporciona toda la información necesaria? ¿Resuelve tus dudas?

¿Sabes quién trabaja allí?

¿Entiendes toda la información presentada?

¿Sabes cómo encontrar los datos de contacto?

¿Ves que el centro se preocupa por atender los comentarios de sus clientes?

¿La información que encuentras sobre la empresa es coherente? 

 

Y lo más importante: ¿acudirías a tu clínica o consulta tras haber visto su página web, su ficha de Google My Business o una búsqueda rápida en Google? 

Si es así, enhorabuena. Si no, esperamos que gracias a nuestros consejos sepas la importancia de trabajar los Google E-A-T y la calidad de tu página web, no solamente para mejorar (o empezar) tu estrategia de SEO médico, sino que también para ser lo más transparente posible con los usuarios que visiten tu web.