Después de un casi dos años trabajando en eStudio34, llevo a mis espaldas varias auditorías SEM de todo tipo de clientes: algunos más pequeños, otros más grandes, que anteriormente trabajaban con otra agencia o que gestionaban las campañas in-house. Lo que hacemos en estas SEM audits es revisar la configuración de las campañas, la estructura de la cuenta y la analítica para ver si se está sacando el máximo provecho de la inversión que el cliente hace en publicidad online.

He recopilado los errores en Google Ads más comunes que solemos encontrar en las auditorías SEM  y espero que os sean de ayuda para rectificarlos y corregirlos. Algunos de ellos veréis que son fáciles de corregir y, aunque a priori no sean muy graves, sí que pueden marcar una diferencia sustancial en el rendimiento de vuestras campañas.

Allá van nuestros consejos sobre cómo usar Google Ads para sacarle el máximo rendimiento a vuestra inversión. ¡Esperamos que os sean de ayuda!

1. Configuración incorrecta de las conversiones: el principal error a evitar en Google Ads

Este suele ser uno de los errores en Google Ads más comunes (y más graves) que solemos ver en la agencia cuándo empezamos a trabajar con un cliente. Lo hemos visto tanto en cuentas de empresas pequeñas como en empresas internacionales con presupuestos más grandes.

Una conversión es una acción de valor para el negocio, cómo puede ser una venta o un envío de formulario. Esto dependerá del tipo de empresa y sector. ¿Si no estamos midiendo bien estas conversiones, cómo podemos saber si la inversión que estamos haciendo en Google Ads es rentable o no?

Etiquetas de medición de conversiones mal configuradas

En el caso de la imagen que os mostramos, el evento de conversión que medía las ventas estaba inactivo, por lo que desde hacía casi 2 meses no se recogían datos sobre las compras que estaban realizando los usuarios.

No diferenciar entre conversiones principales y microconversiones

Uno de nuestros primeros consejos para Google Ads es definir qué acción realizada por el usuario en la web es la que aporta valor a nuestro negocio y, posteriormente, optimizar las campañas en base a esa acción. En el ejemplo que os mostramos, se está contabilizando con el mismo peso una transacción o venta en la web que una llamada ya que ambas acciones se han incluido en la columna de “Conversiones”. 

Esto puede dificultar el análisis del rendimiento de la campaña y llevarnos a tomar decisiones que no sean adecuadas y, en caso de que utilicemos estrategias de Smart Bidding, automatizar las campañas para conseguir acciones de conversión que no son tan relevantes.

2. Mala estructura de los grupos de anuncios y palabras clave: errores en Google Ads que encarecen las campañas

Otro aspecto clave para conseguir buenos resultados en Google Ads es tener una buena estructura de las campañas a nivel de grupos de anuncio y palabras. Esto os permitirá tener un mayor control de cómo se gasta el presupuesto, tener un CPC más bajo y optimizar el rendimiento.

Palabras clave muy similares entre sí en un mismo grupo de anuncios

Si tenemos keyword con un mismo tipo de concordancia y que son muy parecidas entre sí, cómo podemos ver en la captura con “+comida +perros” y “+comida +para +perros”, estas pueden entrar en competencia en el momento de la subasta y hacer incrementar el CPC que finalmente pagamos. Lo correcto sería mantener una única palabra clave por concordancia dentro de un mismo grupo de anuncios.

Varias palabras clave semánticamente diferentes en un mismo grupo de anuncios

En este caso, en este grupo de anuncios tenemos keywords que se refieren tanto a muebles de oficina como a mesas. Entendemos que son términos que están relacionados entre sí, ya que ambos entrarían dentro de la categoría de muebles, pero a nivel de producto y a nivel semántico hay diferencias entre ellos.

Nuestra recomendación es que dentro de un determinado grupo de anuncios haya un número limitado de keywords (entre 2 y 3) que sean muy similares entre sí a nivel de significado. Esto nos ayudará a aumentar el nivel de calidad, ya que los anuncios que podremos crear para ese adgroup serán mucho más específicos y en consecuencia podremos conseguir un CPC más bajo.

3. No aplicar ajustes de puja por dispositivo, edad y sexo

Es importante revisar todos estos datos de rendimiento de la campaña para poder optimizarla al máximo mediante estos ajustes a nivel más detallado.

En este caso vemos que en esta campaña no se han trabajado los ajustes por dispositivo y a nivel de inversión, la mayoría del presupuesto se ha gastado en teléfonos móviles que a nivel de coste por conversión y tasa de conversión tienen un rendimiento por debajo de tablets y ordenadores. Aplicando los ajustes de puja podemos tener un mayor control sobre el CPC que estamos dispuestos a pagar por cada tipo de dispositivo según los resultados obtenidos.

En el ejemplo que os mostramos a continuación, podemos ver las diferencias de rendimiento a nivel de tasa de conversión según los datos demográficos de sexo y edad.

Además de aplicar los ajustes correspondientes, esta información también nos puede dar una idea sobre cuál es el target de nuestro negocio y cómo orientar la estrategia comunicativa y publicitaria acorde a él.

4. Segmentación geográfica de las campañas equivocada

Un error bastante común que solemos encontrarnos en las auditorías SEM que realizamos y nos puede dar una buena pista de si la persona que gestiona Google Ads tiene un conocimiento básico o, por lo contrario, es más experto utilizando esta plataforma.

A la hora de crear una campaña hay que seleccionar a qué ubicaciones la orientamos, es decir, en qué zonas geográficas vamos a mostrar nuestros anuncios.

Es importante revisar la pestaña de “Opciones de ubicación” para asegurarnos de que la opción que seleccionamos es la adecuada a nuestros objetivos. Si no podemos encontrarnos con que estamos mostrando anuncios y teniendo un gasto en ubicaciones que no nos interesan a nivel de mercado o en las que no damos servicio, como en la siguiente captura:

5. No trabajar correctamente las audiencias de remarketing en Display

En las campañas de display de remarketing es muy importante detectar en qué fase del proceso de compra se encuentran los usuarios y crear audiencias cualificadas en base al momento de consumo en el que se encuentran.

En la captura que podéis ver a continuación tenemos una campaña de remarketing orientada a todos los visitantes. Debemos tener en cuenta que esta audiencia agrupa tanto a usuarios que han entrado en la web, han estado 30 segundos y se han ido, como aquellos que han dejado un carrito de la compra lleno. Evidentemente, se trata de dos usuarios muy diferentes entre sí y por lo tanto, deberíamos tratarlos de forma diferente y mostrarles también mensajes distintos.