Cuando hablamos de la profundidad web nos referimos a la calidad y alcance de la arquitectura de la información que está presente en ella, que distribuye la información, las páginas y los contenidos en diferentes estratos a los que el usuario ha de llegar.

Hoy vamos a analizar qué impacto o implicaciones SEO tiene que una web sea muy profunda en cuanto a ubicación y distribución de la información.

Profundidad web y calidad del contenido

Como ocurre en todo el universo digital, la simplicidad gana siempre. Lo que es sencillo de obtener para el usuario va a tener más impacto que lo que es complejo.

Esto no significa que lo que se obtenga no sea de calidad o no cumpla las expectativas, todo lo contrario.
La idea es que el contenido, el formulario, la compra, etc., se consigan en el menor número de clics posibles y que el usuario tenga en todo momento la sensación de que sabe dónde está y hacia dónde se dirige.

A la hora de diseñar una web y planificar la arquitectura de la información o los pasos para que el usuario encuentre su objetivo se ha de tener en cuenta las implicaciones SEO que esto tiene, pero también, por supuesto, que el usuario haga un uso sencillo y de calidad del sitio web (interesante este artículo de Search Engine Land sobre el tema)

Implicaciones SEO de la arquitectura de la información

El SEO busca calidad y rapidez de servicio. Busca eficiencia. Si consigues un buen posicionamiento no es únicamente porque tu palabra clave esté repetida hasta la saciedad en un artículo o landing page específica, es más complejo que eso.

Para conseguir eficiencia en ofrecer lo que el usuario busca desde su navegador, desde su barra de búsqueda o desde su búsqueda por voz en su dispositivo móvil, tienes que mostrar relevancia en ese término de búsqueda.

Uno de los puntos que puede influir el que Google considere que eres relevante para esa búsqueda es que sea muy fácil llegar hasta los resultados dentro de tu web, que la disponibilidad de esa información, producto o servicio sea inmediata.

Es por eso que las implicaciones SEO de la profundidad de la web son muy interesantes. Mientras más arriba en el estrato de la estructura esté y más fácil sea llegar desde otros puntos de la web mejor de cara al SEO.

Profundidad Web

Niveles de una web y caminos para llegar al contenido

Los niveles o estratos de una web son fáciles de intuir: siempre hay unas categorías principales, después puede haber subcategorías y después páginas “finales” que pueden ser de producto o de servicio.

Ejemplo de niveles de una web de ecommerce:

En una web dedicada a la venta de productos de consumo doméstico, electrónica y entretenimiento (tipo Media Markt) lo ideal es tener solamente tres niveles de información:

  1. Categorías Principales de Producto
  2. Subcategorías de Producto
  3. Productos

Es decir

  1. Electrodomésticos
  2. Lavadoras
  3. Lavadora Bosch 45678 Blanca
Profundidad Web

Pero esta clasificación de la información es muy básica para el ejemplo de ecommerce que hemos puesto y de cara al SEO no ofrece buenas posibilidades de optimización de categorías, subcategorías y tipologías de producto. La profundidad web en este caso es muy plana, muy básica.

Si lo que queremos es orientar mejor al usuario hacia el producto que busca, miremos la siguiente:

  1. Electrodomésticos
  2. Lavado y Secado
  3. Lavadoras
  4. Lavadoras Carga Frontal
  5. Lavadoras Bosch
  6. Lavadora Bosch 45678 8Kg Blanca

En este ejemplo vemos un patrón de búsqueda ideal dentro del sitio web de un usuario que quiere comprarse una lavadora Bosch, iniciando el camino desde la homepage > gran categoría > tipología de producto > categoría de producto, subcategoría de producto > marca de producto > producto.

¿Habéis contado el número de niveles, la profundidad web? Son 7.

Esto es malo para el SEO, ¿no? Según lo que hemos contado anteriormente no es un nivel tres y hay que hacer 7 clics como mínimo para llegar al producto.
Pero es que es un ecommerce muy complejo, donde hay miles de productos, centenares de marcas y grupos de producto.
¿Es malo entonces? Depende de la “rigidez” de ese camino que el usuario ha seguido idealmente. Si no hay otra forma de llegar al producto entonces sí es malo (o no tan bueno).
Si el usuario puede tomar atajos, porque ya tiene claro alguno de los pasos, entonces no es tan malo, simplemente tiene una arquitectura web más compleja.
¿Qué quiero decir con esto? Si el usuario puede ver toda la categorización de tipo de producto, subcategoría, marca, etc. de forma desplegable y “saltarse” el tener que visitar cada una de las páginas, entonces las implicaciones SEO no son malas, de hecho son buenas.

Me estás liando… ¿Profundidad web sí o no?

Piensa en cómo buscas un producto como la lavadora del ejemplo.
Dependiendo del nivel de conocimiento del usuario del producto que busca, los términos que introducirá en el buscador pueden ser muy variados:

  • Búsqueda genérica: Lavadora barata
  • Búsqueda más avanzada: Lavadora carga frontal
  • Búsqueda informada: Lavadora Bosch
  • Búsqueda concreta: Lavadora Bosch 45678 8Kg Blanca

¿Ves las diferencias? ¿Y las posibilidades SEO de cada una de ellas?

  • Búsqueda genérica: Kws con más volumen y más competencia
  • Búsqueda más avanzada: Kws más concretas, pero aún genéricas. Menos volumen, menos competencia
  • Búsqueda informada: Kws más específicas, en este caso con gran volumen por la marca, pero con más calidad y quizá menos competencia (no siempre se trabajan todas las marcas disponibles, se puede producir una especialización
  • Búsqueda concreta: Busqueda “long tail” informada, el usuario sabe lo que quiere y comprará el producto que sea más barato, más fácil de comprar y con más servicios adicionales (transporte gratis, plazo de entrega, etc…)

En el caso de un ecommerce más sencillo quizá no sean necesarios tantos estratos o capas de la información, por lo tanto, no será necesaria una gran profundidad web o categorización de productos.
En el ejemplo de un gran ecommerce, con miles de productos, será muy importante la arquitectura de la información y la división de los productos y categorías en diferentes niveles de la web.
Tan importante como que estos niveles existan será la posibilidad de usar atajos entre ellos y que sean sencillos de entender y aplicar.
En proyectos de CRO una de las claves es entender el movimiento del usuario por la web para conseguir el objetivo. Estudiando esto en detalle y proponiendo cambios en la estructura o el diseño el objetivo es conseguir mejorar la experiencia del usuario e incrementar las conversiones.

Conclusión: Web Profunda sí, pero con matices

¿Cómo hacer para que nuestra web tenga bien distribuida la información? Algunos consejos:

  1. Distribución más horizontal que vertical: A la hora de plantearnos el diseño de una web o su reestructuración hay que intentar darle prioridad a una opción donde el máximo número de clics para llegar al objetivo sea de 3 a 5.
    Todo lo que se vaya más allá de aquí será un lastre para el SEO, ya que los robots de Google raramente llegarán hasta estas páginas, dándole muy poca relevancia y, por tanto, siendo mucho más difíciles de indexar.
  2. Buena gestión de los links y “atajos” internos entre categorías. Esto nos permitirá llegar a un mismo contenido o página desde más de un camino, recortando el recorrido y dándole pistas al robot de Google de la relevancia de la página por el número de enlaces internos que recibe.
  3. Estructura de Silo: Agrupa los contenidos o categorías de forma que sea muy sencillo ver la relación que tienen entre sí, con enlaces directos que surjan desde la capa superior hacia las inferiores y a la inversa, nunca entre categorías o servicios que no tengan nada que ver entre sí. Por ejemplo desde “Lavadoras” hacia “Teléfonos Móviles” NO, desde “Lavadoras Bosch” a “Lavadoras de Carga Frontal” SI
  4. Plantéate eliminar pasos innecesarios en las capas más altas de la estructura. Si tienes una tienda online y un blog corporativo, piensa qué te interesa más potenciar.
    Si quieres ventas, tiene más sentido que la home page sea directamente la tienda y que puedas llegar al blog o a otras secciones desde enlace en el menú superior, no que llegues a una home genérica donde tengas que hacer un clic para ir a la tienda online

¿Se te ocurren algunas ideas para gestionar una buena arquitectura de la información en un sitio web? ¿Qué niveles de profundidad web tiene tu site? Hoy nos hemos centrado en un ejemplo de ecommerce, pero si tienes ideas de webs de noticias, blogs, corporativas, etc… danos tu feedback!